Temas propuestos por el GRR y por GRAIN para incorporar a la agenda de la delegación argentina en Curitiba

 

1. Documentación que debe acompañar al movimiento transfronterizo de OVM

Frente a la propuesta de la delegación argentina de que los documentos que acompañan las importaciones tengan una etiqueta que diga simplemente que las cargas  ”PUEDEN LLEGAR A TENER ORGANISMOS VIVOS MODIFICADOS (OVM)” queremos expresar que el uso de esta terminología es inaceptable, pues niega los derechos que tienen los países importadores de contar con una información clara sobre qué están importando, así como sus ciudadanos de conocer lo que están consumiendo.

 

La documentación debe especificar claramente el tipo de transgénico que se está importando, y proveer el mayor detalle posible. Cuando una importación contiene más de un tipo de organismo genéticamente modificado, se debe incluir una lista de todos los OGM que forma parte de esa mezcla.

 

Los costos para la identificación y segregación de los cultivos transgénicos no deben correr por cuenta del país sino de las empresas que los producen.

 

La documentación que acompaña a importaciones de alimentos transgénicos, debe incluir además información sobre las medidas que se deben tomar para un uso seguro de la importación en términos de manipulación, almacenaje, transporte y utilización de los OGM.

 

Se debe incluir información sobre evaluaciones de riesgos que se han hecho a esos OGM en terceros países, incluyendo las que no han sido aprobadas.

 

La documentación debe contener la información suficiente para que el país importador pueda establecer un sistema de monitoreo a las importaciones, retirar del mercado OGM que han ingresado de maneras no intencionales, responder en caso de accidentes, desarrollar sistemas de rastreabilidad y de preservación de la identidad de los productos.

 

En la documentación debe incluirse los riesgos identificados en el OGM particular que se está importando (o de la lista de OGM, cuando se trate de mezclas o de más de un tipo de OGM).

 

 

2. Responsabilidad civil y compensación

Un régimen internacional sobre la responsabilidad civil y compensación relacionada con los OGM debe basarse en los siguientes principios:

1. El principal objetivo de este régimen debe ser prevenir impactos a corto, mediano y largo plazo de los OGM. Cuando se han producido impactos negativos a la biodiversidad, la salud humana y el bienestar socioeconómico de las comunidades, debería afrontarse el tema de la compensación y de la restauración ambiental.

2. La responsabilidad debe incluir a más del daño, el deterioro o pérdidas causadas directa o indirectamente al bienestar económico, a las prácticas socio culturales, sistemas de conocimientos y prácticas ancestrales de los pueblos indígenas, y de otras comunidades locales.

3. El titular de la patente biotecnológica será el principal responsable de todas las demandas, por daños, pérdidas económicas y costos relacionados con restauración ambiental, causados por cualquiera de sus de organismos genéticamente modificados (OGM) patentados.

4. Habrá además una responsabilidad residual por falta de incumplimiento de normas, procedimientos, etc. y podrá recaer sobre los titulares de las patentes biotecnológicas, los exportadores, importadores, los comercializadores, bajo el principio de responsabilidad compartida y diferenciada en este orden.

5. La responsabilidad debe ser objetiva y directa.

6. Se debe tomar medidas especiales, incluyendo medidas penales, para el caso de centros de origen y diversidad de cultivos y donde hay presencia de parientes silvestres de cultivos y variedades tradicionales, con el fin de evitar cualquier impacto a corto, mediano y largo plazo en los mismos.

7. El régimen de responsabilidad debe tomar en cuenta no solo las tecnologías transgénicas, sino todo el paquete tecnológico que acompaña estas tecnologías (tales como son los agrotóxicos). Muchas características genéticas adoptadas a nivel comercial (como la resistencia a herbicidas), no tienen sentido sin el uso de herbicidas. Por lo que los impactos producidos por esos herbicidas deben ser también considerados en el régimen de responsabilidad civil.

8. El ámbito de la responsabilidad abarcará los impactos generados a partir del transporte, tránsito, manipulación y utilización de los OGM, así como en los movimientos transfronterizos involuntarios e ilegales.

9. De existir impactos negativos en áreas protegidas, centros de origen de cultivos y diversidad de cultivos, la responsabilidad debe ser mayor, y se debe incluir sanciones penales, sin prejuicio de las sanciones civiles.

10. Dado que los riesgos que pueden generarse a partir de los OGM pueden tener impactos a largo plazo, ser acumulativos y crear sinergismos con otros elementos ambientales o la salud humana; la responsabilidad no debe prescribir. En las legislaciones de algunos países los crímenes ambientales no prescriben. Estas legislaciones pueden contribuir al régimen internacional.

11. El régimen debe ser internacional, y la responsabilidad debe incluir a los países que no son parte del Protocolo, sobre todo cuando una de sus empresas han generado impactos en países que son Parte.

 

3. Prohibición de la Tecnología Terminator

La tecnología Terminator se refiere a que plantas genéticamente modificadas arrojan semillas estériles en la cosecha (Tecnología de Restricción en el Uso Genético o GURT). La tecnología Terminator fue desarrollada por una industria multinacional de agroquímicos/semillas y el gobierno de Estados Unidos para evitar que los agricultores guardaran y resembraran toda semilla cosechada que se hubiera desarrollado con biotecnología por las corporaciones de semillas. Terminator no se comercializa aún, ni se prueba en el terreno, pero ya se llevan a cabo pruebas en invernaderos estadounidenses.

Actualmente existe una moratoria internacional de facto sobre Terminator en el Convenio de Diversidad Biológica de Naciones Unidas. Pero esta moratoria de facto se encuentra amenazada por presión de las Corporaciones y por nuevas propuestas que intentan rediscutir la situación del Terminador.

Debido a los seguros impactos potenciales de Terminator para los pueblos indígenas y el conocimiento tradicional, para los campesinos y productores de pequeña escala y para la bioseguridad en general, consideramos que se necesita una prohibición total para asegurar de este modo, que esta peligrosa tecnología nunca se pruebe en el campo o se comercialice. Los gobiernos tienen el poder para prohibir Terminator, la comunidad internacional puede prohibir Terminator.

Solicitamos que la delegación argentina a la 8ª Conferencia de las Partes (COP8) del Convenio de Diversidad Biológica del 20 al 31 de marzo de 2006 en Curitiba, Paraná, Brasil, donde se discutirá el futuro de Terminador, apoye que en esta reunión se fortalezca la moratoria sobre Terminator y se den pasos para prohibir la tecnología de una vez por todas.

 

 

4. Rechazar el desarrollo del Global Partnership o asociación global para la biodiversidad

La Secretaría del Convenio de BD en su documento UNEP/CBD/COP8/25/Add.1 desarrolla una propuesta de resolución a ser considerada en la COP8, punto 24, que se propone hallar mecanismos, herramientas y compromisos para involucrar a la empresa privada en la implementación del CBD y para investigar la opción de crear un Global Partnership. El documento informa que durante el segmento ministerial de la COP8 habrá un desayuno y una mesa de trabajo a la que asistirán los Ministros así como líderes empresariales y otros actores, para discutir cómo los negocios y la industria pueden contribuir a alcanzar la meta del 2010.

 

Proponemos rechazar los propuestos mecanismos de financiamiento innovativos a los que se propone acudir, así como a las medidas tributarias incluyendo incentivos a las empresas privadas que hagan donaciones para la conservación de la biodiversidad, o que financien proyectos sobre biodiversidad,

 

Rechazar los propuestos mecanismos de financiamiento innovativos a los que podrían acudir los gobiernos.
 
Rechazar las medidas tributarias incluyendo incentivos a las empresas privadas que hacen donaciones para la conservación de la biodiversidad, o que financien proyectos sobre biodiversidad, así como la disminución de impuestos a la explotación de recursos naturales y regalías provenientes de industrias relacionadas con la explotación de la vida silvestre, forestación y pesca.
 
Rechazar las reformas administrativas que permitan el establecimiento o mejoramiento de los mercados relacionados con la biodiversidad, ingresos provenientes de la privatización de propiedades públicas, incluyendo objetos de la biodiversidad, ingresos generados por el pago de permisos de cacería y pesca dentro de las áreas protegidas.

Rechazar la generación de ingresos por bioprospección, venta de servicios ambientales, venta comercial de madera (de manera sustentable).
 
Rechazar posibles iniciativas del sector privados tales como creación de asociaciones público – privadas, apoyos provenientes de la industria, clubes de conservación.
 
Rechazar canjes de deuda por conservación y mercado de carbono dentro de los mecanismos de Protocolo de Kyoto.
 
El tema de la financiación de la conservación ha sido discutido en otros foros como la Comisión de Desarrollo Sustentable, en la Asamblea General de las Naciones Unidos en el marco de las metas del milenio. Aunque las propuestas varían en los matices, en el fondo todas son propuestas para privatizar, no sólo la conservación de la biodiversidad, sino la biodiversidad misma.

 

5. Rechazo a los árboles transgénicos y respaldo a la moratoria

Se trata en definitiva de la implementación del párrafo 19 OF de la decisión VI/22. Que la Delegación argentina apoye la recomendación del The Subsidiary  Body on Scientific, Technical and Technological Advice de tomar en cuenta los potenciales impactos de los árboles GM en la diversidad biológica forestal y establezca un proceso para enfrentar estas propuestas.

 

GRAIN - GRR

Buenos Aires

8 de marzo de 2006-03-08

www.biodiversidadla.org

www.grupodereflexionrural.com